There was an error in this gadget

20 June, 2010

Inside a Kidnap

El jueves de la semana pasada tuve el agrado de conocer en persona a tres integrantes del sector económico más privilegiado en México. Como el lector entenderá, estoy profundamente agradecido por el tiempo que me permitieron convivir con ellos y en retorno les di una buena parte de mis bienes :D.

Todo sucedió el jueves 10 de junio, dia previo al partido México-Sudáfrica, que daría comienzo a la fiebre del mundial que cada cuatro años padecemos en todo el mundo. El día anterior había estado revisando unas partidas con José Luis en su casa, entre las que recuerdo perfectamente una revisión de las partidas que jugamos en el nacional absoluto.

Estaba cansado por la desvelada y el día de trabajo. Llovió, así que el trafico estaba desquiciado y preferí parar a perder el tiempo en lo que bajaba el tráfico, coincidí con Leticia así que fuimos a cenar. Dieron eso de las 11 cuando la fuí a dejar a su casa y continué el camino a la mía.

Tomé la autopista México-Puebla y luego un camino alterno por el cerro del elefante (Tlapacoya), que frecuentemente uso a altas horas de la noche para no pasar por la caseta. Ahora que pienso que solo me ahorré 15 pesos no puedo evitar emitir una sonrisa!

Ese camino te lleva hasta la carretera federal Mex-Pue, en donde se encuentra la entrada de la unidad habitacional donde vivo. La calle estaba desolada, entre la hora y el hecho de que había llovido, en una zona que frecuentemente se inunda. Ví un carro a lo lejos que se le veía mucha prisa. Normalmente ya sé que son chavos que vienen de una peda y manejan como estúpidos, así que yo seguí a mi velocidad, y cuando se acercaron, pensé en que mejor los dejaba pasar para que se siguieran y no correr riesgo de choque, ni que quieran retar carreritas ni nada.

Blunder en una posicion inferior!!!! en un tope, donde me orillé para que pasaran, se me cerró el coche de color rojo coupé (al final doy detalles), e inmediatamente bajaron dos escuincles, uno se fué por la puerta de copiloto y otro de mi lado, ví que estaban gritando pero no podía oirlos por mi música y en ese momento me descontrolé. Ya que estaba uno en mi puerta y apuntaba una pistola a mi cabeza, bajé el volúmen y bajé un poco la ventana, ahora si entendí su dialecto nahuatl-tepitense que me decían que me bajara del auto o me iban a matar.

Bajé del auto, y eso fué el comienzo de la primera etapa del secuestro, para ablandarme me dieron un par de coscorrones con el puño y me pidieron amablemente que me acomodara en la parte de atrás del auto. Lo hice, me trajeron agachado y dando vueltas en el coche durante algunos minutos, el sujeto que inicialmente se fué del lado del copiloto se pasó atras conmigo apuntandome en todo momento con la pistola en la cabeza (btw, si se sentía maciza, hehe), mientras que el otro manejaba mi coche. En el camino me venían intimidando y me bolsearon, me preguntaron a que me dedicaba y cuanto dinero tenía. Checaron mi cartera.

Fué ahí cuando mi humor negro y la estupidez de mis captores casi me juegan una mala pasada. Lejos de apanicarme, solo les decía que iba a cooperar pero que la llevaramos tranquilos. En lo que revisaban las tarjetas, mis inteligentes amigos querían sacar dinero hasta de la tarjeta del sams!! creo que en su punky vida habían visto una tarjeta bancaria!! Vieron la de crédito, la cual les dije que no se podía sacar dinero, y me creyeron!! Como trae el logo de Citi, uno de ellos dijo "neeeel esta no dice bancomer o banamex". Creo que era un mal momento para explicarles que Banamex fué adquirido por Citi en una de las evasiones de impuestos más grandes de la historia de México.

Vieron la tarjeta de claves de internet de Bancomer, también querían sacar dinero del cajero con esa!! HECF!! mientras uno quería sacar dinero, el otro le contestó "neeel weeey este es un calendarioooo". Yo no decidía en mi mente cual de los dos estaba mas idiota, y me costó trabajo no sacar una risa burlona. Pues ya mejor para hacer corta la paseada les dije la diferencia entre una tarjeta de descuento y una bancaria, y les dije cual de todas era de la que sí podían sacar dinero.

En eso, comienza la segunda parte del secuestro, me piden que me baje del carro; lo hago. Me dicen que me agache y vea al piso, y luego que corra junto con el que traía la pistola hacia una dirección. Al final de la carrera me estaba esperando el tercer tipo con el auto que se me cerró al inicio. Me piden que me meta atrás y nuevamente que me agache. Como todo buen coupé, la parte de atrás parecía diseñada para niños, no cabia mi humanidad ni a golpes! luego entras con las piernas hacia la derecha y el wey quería que me agachara de ese lado... seguido tomo clases de yoga, pero aún me estorba un enorme tumor a la altura de mi abdomen!! ahí si me reí y le dije que no la chingue, que es imposible acomodarse así, que me diera chance de pasar las piernas del otro lado.

Otra vez me fuí agachadito por otros tantos minutos, en los que nuevamente me venían intimidando. En eso el que me venía amagando me comienza a susurrar al oído que no le dijera al conductor del coche rojo que me habían bolseado como 1000 pesos de mi cartera, o si no ahí mismo me tronaba. Él le dijo que solo me habían encontrado 100 pesos... HECF! hasta entre ellos se roban, jaja. Con los 100 pesos pasaron a tomar gas, segun ellos (no me consta puesto que aunque sí pararon, se me hace medio ilógico que pasen a un lugar donde la gente me puede ver).

Poco más adelante viene la tercera y última etapa del secuestro, afortunadamente la más rápida. Después de pasear otro rato después de parar, se unió el que íba manejando mi auto, supongo que lo fue a botar en algún lugar y lo vació, porque escuché que metieron algo en la cajuela. Ahí nuevamente comenzó la discusión de las tarjetas y fueron buscando un banco. Les dí mi NIP y me dijeron que si no daba lana, me iban a poner un plomo al menos en la pierna.

Mandaron al banco al que íba manejando mi auto, y a los 5 minutos regresa y dijo que no pudo sacar lana. Ya después ví que fué un truco barato para quedarse con lana sin repartir. El ratero sacó 300 pesos, según dice mi estado de cuenta. Ese detalle me ahorró 700 pesos :D. Me invitaron a acompañarlo al cajero, lo cual hice. En el camino le venía diciendo que ya estuvo bueno, que ya no me iban a poder sacar más y que una vez que le diera el dinero me dejara ir. Fuimos al cajero, la primera vez que trato de sacar 5k, no me da nada. Cero que ahí entran los 300 pesos que sacó él, de otra forma sí me hubiera dejado el cajero. Maldecí mi suerte y le dije que a lo mejor era por el límite. Saqué 4k y ahora si me dió dinero. Así que le volví a explicar lo del límite. Otro pequeño golpe de suerte es que ya era mas de media noche (exactamente eran las 00:03 cuando el saco, y 00:06 cuando yo saqué), así que me hubieran tenido que secuestrar un día entero para sacarme más dinero.

Le dí el dinero que me dió el cajero y le pedí que ya me dejaran ir. Lo hizo, me pidió que caminara en dirección contraria a su auto y me dió mi credencial de elector y mi cartera, con casi todas mis cosas (se volaron mi tarjeta del metro, malditos!). No sé si de alguna forma se quedaron con mi información, de todos modos cambié hasta passwords de los sitios por los que se podía entrar por mi teléfono.

Ahí termina mi historia con los ladrones, luego viene mi historia con la ley... es otra bronca... reporté todo, cancelé lo cancelable, hablé con el seguro (que estaba a un día de vencer), cambié la cerradura de mi casa, etc. Algunos días me estuvo dando vueltas en la cabeza este suceso y me dió algo de -comprensible- paranoia. Ahora estoy bien, estoy tranquilo, y dispuesto a seguir luchando por sobrevivir en este mundo.

2 comments:

M.I. Benjamín Góngora Montes said...

Que jodida está la situación.

¿Que significa HECF?

Que bueno que estás bien, te deseo lo mejor y que se recupere algo de lo perdido.

Saludos.

Hjuarez said...

HECF = Hazme el Ch... Favor
Gracias por los deseos... creo que no habia revisado en un buen rato este post, jaja!